portada habitat para la humanidad memoria año 2021

Durante el año fiscal 2021, le pedimos a los hijos de propietarios de viviendas de Hábitat para la Humanidad de todo el mundo que dibujaran cómo ven sus casas y nos asombraron sus respuestas. Nos recordaron que, en su forma más simple, una casa es un lugar para amar y ser amado.

Dibujo de una casa con arbol y flores al rededor

Carta del vicepresidente de área

Resiliencia. Esta palabra es la que nos caracterizó en Hábitat para la Humanidad durante el 2021. Año en el que, como organización, y estoy seguro de que también a nivel personal, tuvimos que ser más resilientes que nunca.

Entender que la pandemia llegó para quedarse por más tiempo del proyectado y ante esto, hacer ajustes muchas veces difíciles, pero necesarios para asegurar que la misión de nuestra organización perdure en el tiempo para beneficio de más familias en necesidad.

En Hábitat, sabemos que la pandemia puso en el foco de atención la importancia de una vivienda digna, principalmente para las familias que necesitan un lugar seguro al cual llamar hogar para protegerse del COVID-19. Ante los múltiples retos que nos trajo el año fiscal 2021, innovamos, revisamos nuestra oferta programática, nos aliamos con otras organizaciones y pudimos impactar a cientos de miles de familias.

Adaptamos los proyectos para que su ejecución fuese una realidad bajo los lineamientos de salud en cada país. Como resultado, en América Latina y el Caribe logramos que más de 1,4 millones de personas construyeran o mejoraran su vivienda.

Además, beneficiamos a más de 4,1 millones de personas con mejoras en leyes públicas relacionadas a vivienda y entregamos más de 85.000 kits de higiene, primera necesidad y/o refugio temporal. También atendimos la emergencia tras el paso de los huracanes ETA e IOTA en Centroamérica, retamos a estudiantes universitarios haitianos a desarrollar nuevos materiales de construcción de plástico reciclado y llevamos a cabo el IV Foro de Vivienda, esta vez virtual, en donde 1.639 personas en 40 países del mundo se unieron para escuchar experiencias, lecciones aprendidas, tendencias y desafíos en vivienda. 

Gracias a todos los donantes, aliados, voluntarios y colaboradores que hicieron todo esto posible. Y, por supuesto, gracias a las familias Hábitat que depositan su confianza y se unen a nuestra organización para construir un mejor futuro desde una vivienda segura, resiliente y sostenible. Sin todos ustedes, nuestro trabajo no sería posible.

Ernesto Castro García

Ernesto Castro García

Vicepresidente de área para América Latina y el Caribe en Hábitat para la Humanidad.

fotografía de Ernesto Castro, vicepresidente de área en Hábitat para la Humanidad en América Latina y el Caribe.

¿quiénes somos?

Hábitat es una organización no gubernamental global, sin fines de lucro que, desde 1976, ayuda a las familias de ingresos bajos a construir y mejorar su vivienda. Tenemos presencia en más de 70 países en el mundo e históricamente, hemos logrado que más de 39 millones de personas tengan hoy un lugar seguro al cual llamar hogar.

Compartimos la visión de un mundo donde cada persona tenga un lugar digno para vivir.

Tenemos muchas formas de empoderar con vivienda a las familias, específicamente en América Latina y el Caribe, lo hacemos por medio de:

  • Construcción de viviendas de bajo costo, ya sea de casas nuevas o el mejoramiento de ya existentes, por medio de hipotecas asequibles, subsidios parciales, u otras formas de financiamiento enfocadas en las familias de ingresos bajos.
  • Desarrollo de proyectos para el acceso al agua, saneamiento e higiene (WASH por sus siglas en inglés) para familias y comunidades que así lo requieran.
  • Fomento de oportunidades innovadoras de financiamiento para vivienda para las familias que quedan excluidas del sector financiero formal.
  • Incidencia en políticas públicas relacionadas con vivienda, con el objetivo de eliminar las barreras legales existentes para que las familias tengan acceso a una vivienda digna y de bajo costo.
  • Con asistencia, educación y capacitación a las poblaciones vulnerables antes, durante y después del paso de una emergencia, a través de nuestras acciones y proyectos de análisis, prevención y respuesta a desastres.
Casa dibujada a mano por niña de Argentina

Aracely, 14 años, Buenos Aires, Argentina.

Aracely, 14 años, Buenos Aires, Argentina.

Paisaje rural nicaragüense dibujado por un adolescente

David, 15 años, Nicaragua.

David, 15 años, Nicaragua.

Dibujo de casa,arbol, arcoiris, flores y mariposa

Sherlyn, 9 años, Chiapas, México

Sherlyn, 9 años, Chiapas, México

mapa de América mostrando los países en donde Hábitat tiene presencia.
mapa de América mostrando los países en donde Hábitat tiene presencia.

Resultados del año fiscal 2021 en América Latina y el Caribe

Dibujo de una familia feliz al aire libre
Dibujo de una niña encima de una esfera azul
dibujo de un cuadro colgado en la pared con un corazón en el centro
Dibujo de un huevo de pascua con muchos colores
Dibujo de familia fuera de una casa al aire libre
dibujo de un cuadro colgado en la pared con un corazón en el centro
Dibujo de un huevo de pascua con muchos colores
Dibujo de familia fuera de una casa al aire libre

dibujo de familia

dibujo de una niña encima de una esfera azul

dibujo de un corazón enmarcado en un cuadro que cuelga de la pared

Dibujo de computadora y mouse

Dibujo de huevo de pascua con muchos colores

Dibujo de niños jugando a la pelota
voluntarios y la familia dueña de una nueva vivienda Hábitat.
voluntarios y la familia dueña de una nueva vivienda Hábitat.

Argentina

El proyecto Desarrollo de Barrios de Hábitat Argentina, busca fortalecer las capacidades y el empoderamiento para la vivienda a través de talleres, capacitaciones, financiamiento y acompañamiento social y técnico. Se desarrolla en el barrio Los Ceibos (La Matanza) y el barrio El Saladero (Bahía Blanca), ambos en la provincia de Buenos Aires.

Líder comunitaria mejora
la vida de sus vecinos

En el barrio El Saladero de Ing. White en la Ciudad de Bahía Blanca, vive Silvia, una líder comunitaria de gran corazón. Su deseo por terminar la construcción de su casa la motivó a unirse a Hábitat Argentina. A finales del 2020 logró construir la última habitación que le hacía falta y, además, ampliar un merendero o comedor comunitario que tiene en su hogar, con el que mantiene vivo el legado de su madre.

Desde “La Norita”, como se llama el merendero, ella se encarga de cocinar, junto con algunas de sus vecinas, meriendas para 70 familias del barrio. “Quería mi comedor y a la vez ayudar a la gente. Quería un espacio que fuera mío y en el que a la vez podemos cocinar para los demás”, asegura Silvia.

Pero su ayuda a la comunidad va más allá de alimentar a 150 vecinos. Al inicio de la pandemia, Silva se interesó en participar en los talleres de vivienda segura, mejoras sanitarias y cuidado del hogar que Hábitat Argentina empezó a implementar de manera virtual. Tras acabar los talleres, su corazón le dictó que toda la información aprendida debía compartirla con sus vecinos y sin dudarlo, empezó a referenciar a familias vecinas.

Hoy, Silvia no solo brinda ayuda directa a sus vecinos desde “La Norita”, sino que es una pieza indispensable de Hábitat Argentina en el barrio.

Bolivia

En Bolivia, 44 de cada 100 familias en el área rural y periurbana no tienen acceso a agua potable y 57 de cada 100 familias no tienen un baño digno. En medio de una pandemia como la del COVID-19, dotar de acceso a agua potable a las miles de familias sin acceso a este bien natural en el país era una prioridad. Por esta razón, Hábitat para la Humanidad Bolivia creó la campaña Bolivia con Agua, junto a sus aliados Water for People Bolivia y la Fundación Food for the Hungry Bolivia.

Brasil

En Brasil 30 millones de personas no tienen acceso a agua potable en sus hogares y el 47 % de la población no tiene acceso al sistema de alcantarillado. Transformar las viviendas precarias en hogares más seguros y saludables en medio de una pandemia era una tarea urgente en el país.

Ante esta realidad, desde el inicio de la pandemia, Hábitat Brasil enfocó gran parte de su trabajo en mejorar las instalaciones de agua y saneamiento en hogares vulnerables, con el objetivo de disminuir el riesgo del contagio del COVID-19 entre la población con menos ingresos en el país.

Collage de una pared azul con ventana roja
dibujo de un sofá y una pared con cuadros colgando
Mujer sonriendo en primer plano
Dibujo de casas con plantas al rededor
Estudiante dando un discurso de graduación
Collage de una pared azul con ventana roja
dibujo de un sofá y una pared con cuadros colgando
Mujer sonriendo en primer plano
Dibujo de casas con plantas al rededor
Estudiante dando un discurso de graduación

El Salvador

Ante la pandemia del COVID-19 y las tormentas tropicales que impactaron el territorio salvadoreño durante el 2020, Hábitat El Salvador desarrolló proyectos para atender la emergencia humanitaria por medio de nuevas alianzas, y el fortalecimiento de las existentes.

Guatemala

Cerca del 70 % de los hogares en el área rural de Guatemala aún utilizan leña para cocinar a fuego abierto provocándoles quemaduras, enfermedades respiratorias y en algunos casos, hasta ceguera.

Hábitat Guatemala interviene en estos hogares para brindar a las familias vulnerables estufas mejoradas, así como  letrinas y filtros purificadores de agua, para así mejorar la salud y calidad de vida de las familias.

Un regalo para toda la vida

Lorna y su familia solían vivir en la casa de sus suegros con 11 parientes más. La casa era pequeña y, conforme crecía la familia, el espacio se reducía más y más. Ante la incomodidad de vivir en un espacio reducido, Lorna se decidió a construir una casa propia.

Inició comprando materiales de construcción, poco a poco, pero no fueron suficientes para empezar la construcción debido a la falta de dinero. Un día, un poco frustrada con la situación, le contó a su buena amiga Rachel lo que estaba pasando.

Tras esa conversación, después de un tiempo, recibí la visita del personal de Hábitat para la Humanidad Guatemala y fue una sorpresa total para mí”, explica Lorna. Rachel y su familia, desde los Estados Unidos, realizaron la donación para que Lorna pudiese empezar la construcción de su sueño: una vivienda propia. 

No tengo palabras para describir mi felicidad. Me siento muy feliz de tener nuestra casa. Estoy muy agradecida con Dios por poner a Rachel en nuestro camino. Recibir esta casa es muy especial. Este es un regalo que durará toda la vida, no solo para mí, sino para mis hijos y su futuro”, agradece feliz Lorna.

Haití

En 2016, el huracán Matthew de categoría 4 atravesó la región del Caribe golpeando la región suroeste de Haití y causando daños generalizados, inundaciones y desplazamientos. A través de su programa de respuesta a desastres, Hábitat Haití ha construido más de 300 casas nuevas y ha reparado más de 1,500 casas en las comunidades afectadas. 

A su vez, ha desarrollado capacidades en las comunidades para identificar y reducir su vulnerabilidad a los desastres, y así abordar, mejorar y autogestionar las condiciones de vida generales para todos. residentes.

Construcción sostenible y resiliente

Hábitat Haití se asoció con la Unión Europea a través del programa URBAYITI, para desarrollar habilidades técnicas para construcciones sólidas, sostenibles y resistentes entre las nuevas generaciones. El objetivo es que las nuevas viviendas en el país puedan soportar los múltiples riesgos climáticos que anualmente azotan el territorio debido a su vulnerabilidad geográfica, tales como terremotos, huracanes y tormentas.

Para su desarrollo, Hábitat generó alianzas con tres universidades en Haití: Universidad Americana del Caribe, Universidad Quisqueya y la Faculté des Sciences. Cada una debía desarrollar nuevos materiales de construcción, entre vigas, blocks y tablones, a base de plástico reciclado.

146 los jóvenes de las ciudades de Les Cayes y Jeremie ya se han graduado del programa, como Viscana, de 21 años, quien, además de su deseo de aprender, quería contribuir a eliminar el estigma de la mujer en el gremio de la construcción. "Para mí, era importante aprender un oficio que me permitiera cuidar de mí misma y de mi familia. Ahora sé que, con mis habilidades, seré un activo para mis vecinos y mi país", asegura Viscana.

Honduras

La población étnica de Honduras es aproximadamente el 9 % del total de la población. Estas familias viven en condición de pobreza y no cuentan con ingresos suficientes para acceder a fuentes de financiamiento para mejorar sus viviendas.

Por medio del trabajo de Hábitat Honduras, la organización apoya a la población étnica del país para ayudarles a tener una vivienda más saludable por medio de la instalación de pisos, techos, pilas, letrinas, fogones ecológicos, entre otros.

La esperanza tras el paso de los huracanes ETA e IOTA

Con tan solo 15 días de diferencia, Honduras se vio afectada por los huracanes ETA e IOTA. Ambos generaron fuerte devastación en diversas zonas del país e impactaron a más de tres millones de personas, quienes quedaron sin acceso a agua potable y con sus viviendas parcialmente dañadas o destruidas.

Ante la emergencia, Hábitat Honduras inició un plan de atención el desastre junto a diversos aliados. Primeramente, 6.938 familias recibieron mochilas para trasporte y almacenamiento de agua en 52 comunidades afectadas.

Posterior a esta intervención, en alianza con ShelterBox y el Club Rotario San Pedro Sula, Hábitat distribuyó 3.208 kits de alojamientos de emergencia temporales, para familias que perdieron su vivienda en 23 municipios del país, compuestos por lonas, mosquiteros, lámparas solares, frazadas, filtros de agua, juego de ollas y bidones para almacenar agua.

Dibujo de una pared de ladrillo
Dibujo de una niña y un niño en el campo, jugando a la pelota
Mujer y sus dos hijos en el frente de su casa
Dibujo de una pared de ladrillo
Dibujo de una niña y un niño en el campo, jugando a la pelota
Mujer y sus dos hijos en el frente de su casa

México

Gran número de familias en Chiapas, México, no tiene acceso al agua en cantidad y calidad, ni al servicio de saneamiento básico. Ante esto, Hábitat México desarrolló un proyecto Agua, Saneamiento e Higiene en la Costa de Chiapas con el objetivo de mejorar el acceso a soluciones de agua y saneamiento de manera accesible y asequible, interviniendo a nivel vivienda e infraestructura comunitaria, impulsando la participación y el empoderamiento de las familias en la zona costa de Chiapas.

Nicaragua

Más de 50 mujeres que trabajan elaborando tortillas en una comunidad periurbana de Managua se aliaron con Hábitat Nicaragua para darle un cambio a sus vidas, ellas optaron por cambiar sus fogones tradicionales por un ecofogón. Gracias a ello erradicaron los problemas respiratorios que les causaba el humo, aumentaron sus ganancias, redujeron el consumo de leña y ahora contribuyen a cuidar el medio ambiente.

El sueño de la casa propia

En una de las calles del barrio Primero de Mayo, de Estelí, Nicaragua, se observaba una humilde vivienda hecha de trozos de zinc, madera y cartón. Esa era la casa de Claribel, una mujer de 39 años, madre de tres hijos de 18, 12 y 6 años.

Cuando supo del proyecto de viviendas de Hábitat Nicaragua, Claribel confiesa que se apresuró a presentar los papeles necesarios para poder participar. El 13 de agosto del 2020, llegaron a notificarle que había sido elegida y, con el corazón lleno de felicidad, lo primero que hizo fue darle gracias a Dios.

Yo alegre dije: gracias, señor, porque tú me has dado una bendición grande, como es tener un hogar digno donde vivir con mis hijos. Cuando yo me casé, primero vivimos en la casa de mis suegros, luego comenzamos a alquilar y después nos vendieron este terrenito. Mi esposo lo pagó en dos abonos y, en ese tiempo, la casita era de puro plástico. Hoy, gracias a Dios, ya tenemos nuestra casa buena, de bloques”, relata Claribel.

Dibujo de una pared de ladrillo
Niño y niña con uniforme escolar lavándose las manos
Dibujo de una pared de ladrillo
Niño y niña con uniforme escolar lavándose las manos

Paraguay

En el área metropolitana de Asunción, Paraguay, existen al menos 405 asentamientos donde viven más de 38 mil familias. Las condiciones de hacinamiento hacen que estas comunidades sean más vulnerables al contagio del COVID-19.

Al inicio de la pandemia, Hábitat Paraguay se movilizó de inmediato y emprendió diversas acciones para mejorar la infraestructura de saneamiento para una higiene adecuada, capacitar a líderes y lideresas, atender a familias con necesidad de viviendas y lograr incidir en las políticas públicas claves.

Regreso a clases seguro

Hábitat para la Humanidad Paraguay, en alianza con UNICEF, USAID Paraguay y Thrivent, trabajó para brindar un regreso seguro a clases a 11.340 alumnos de 31 escuelas públicas de la ciudad de Asunción y Luque, por medio de mejoramiento y construcción infraestructura, así como suministros necesarios para garantizar la aplicación de los protocolos sanitarios para la prevención del COVID-19.

En 31 escuelas, se hicieron adaptaciones, reparaciones y mantenimientos de las infraestructuras existentes, también se proporcionó materiales de sensibilización para establecer una cultura y hábitos de higiene, se reforzó el lavado de manos, uso de tapabocas y distanciamiento social. A su vez, colocaron señales visuales, como carteles en zonas muy visibles y accesibles con el fin de lograr un mayor impacto.

“En estos tiempos de querer instalar hábitos de higiene, estas instalaciones ayudan a minimizar el contagio y, por sobre todo, a generar conciencia. Creo que el mayor aprendizaje que queremos dejar después de esta pandemia es el lavado de manos y que nos salvará la vida. Esto beneficiará la salud de muchos de nuestros alumnos”, asegura Rocío, directora de la escuela básica “Profesor Emilio Ferreira” la cual tiene más de 400 alumnos.

Mujer sonriente entrando a su casa
Dibujo de una pared de ladrillo
Mujer sonriente entrando a su casa
Dibujo de una pared de ladrillo

República Dominicana

La casa es el lugar donde las personas se sienten seguras, sin embargo, para muchos dominicanos una vivienda digna, saludable y asequible sigue siendo un desafío difícil. Hábitat Dominicana, con el fin de que cada persona tenga un lugar digno para vivir, les ofrece a estas familias modelos prefabricados, innovadores y accesibles como paneles de cemento, planchas de plástico reciclado y bloques de ferrocemento a través del proyecto Construyamos Juntos para Familias.

La salud empieza en casa

Miriam, de 51 años, reside en el municipio Consuelo de la provincia San Pedro de Macorís en República Dominicana, junto a su esposo Carlos y el menor de sus hijos, Oscarly. Junto con su esposo, inició con el proceso de autoconstrucción de su casa, pero, por falta de recursos, la familia no pudo instalar pisos, lo que representaba un foco de enfermedades para ellos, así como tampoco lograron instalar verjas que protegieran la vivienda, la cual les hacía sentir inseguros en su casa.

Tras su alianza con Hábitat República Dominicana, su vida cambió y vio en la organización el aliado perfecto para terminar de construir su vivienda. “Pudimos saber cuáles materiales eran los adecuados para nosotros y estuvimos siempre en contacto con el ingeniero durante todo el proceso, en verdad, estoy muy satisfecha con el resultado, mi casa está mucho más bonita y segura ahora”, confirma Miriam.

“Esta vivienda representa, para mí, la salud de mi familia y que mi hijo pueda tener un espacio seguro y cómodo para su educación”, concluye Miriam.

Trinidad y Tobago

En septiembre del 2017, cuando la temporada de huracanes todavía no iniciaba en Trinidad y Tobago, fuertes lluvias sorprendieron las islas. Como resultado, comunidades al norte y suroeste del país sufrieron inundaciones durante dos días, las cuales causaron estragos y daños en miles de viviendas. 

Para finales del 2021, con el apoyo de Proman y Republic Bank Limited, Hábitat terminó de reparar más de 60 viviendas. También brindó múltiples capacitaciones sobre técnicas de construcción resiliente, preparación para futuros desastres y prácticas de higiene en el hogar, con el objetivo de que, en el futuro, las comunidades vulnerables estén preparadas para cuando ocurra un desastre.

Captura de pantalla de personas en una reunión virtual de voluntariado habitat
Captura de pantalla de personas en una reunión virtual de voluntariado habitat

Voluntarios desde casa

Los voluntarios son el corazón y las manos de Hábitat para la Humanidad, pero con la llegada de la pandemia, las medidas sanitarias afectaron el programa de voluntariado presencial de Hábitat globalmente y Paraguay no fue la excepción.

Ante esta situación, voluntarios se unieron con Hábitat Paraguay para convertir el distanciamiento social en una oportunidad de solidaridad y nuevos nexos para llegar a más familias. El objetivo es llevar adelante una estrategia nacional abierta para la resiliencia de los asentamientos precarios en Paraguay durante la pandemia.

En total, 96 voluntarios han apoyado diversas actividades con el acompañamiento y seguimiento a los líderes comunitarios en la prevención y mitigación del virus. “Participar como voluntaria es una experiencia maravillosa y de mucho crecimiento personal. Con este voluntariado, volví a hacer conexión con la gente; con esa gente que te enseña valores que, a veces, escasean, como la solidaridad y apoyo comunitario, la empatía, la organización desinteresada, la ayuda mutua y otros”, asegura Georgina, de 31 años.

Captura de pantalla del IV foro de vivienda 2021
Captura de pantalla del IV foro de vivienda 2021

Más de 1600 personas participaron en el IV Foro de Vivienda

Durante mayo del 2021, Hábitat para la Humanidad en América Latina y el Caribe realizó la cuarta edición del Foro de Vivienda, único espacio multiactor del sector en la región que busca compartir, reimaginar y construir la nueva realidad de la vivienda y la ciudad.

Durante una semana, la organización logró reunir a autoridades de gobierno, organismos internacionales, gobiernos locales, academia, empresas privadas, inversionistas, banca, sociedad civil, líderes comunitarios, estudiantes y profesionales, para compartir experiencias, lecciones aprendidas, tendencias y desafíos en el tema de vivienda y hábitat urbano.

Un total de 1.639 personas se unieron a la plataforma donde se desarrolló el evento desde más de 40 países. Más de 230 oradores estuvieron a cargo de las sesiones. Durante el evento, se mostró una convergencia de ciertas tendencias y necesidades de avances en la región.

Urgencia en priorizar los mejoramientos de vivienda en el mundo

La vivienda es uno de los factores más determinantes para los procesos de salud y enfermedad. La pandemia del COVID-19 ha evidenciado más la sensibilidad de esa relación causal. Jonathan Reckford, CEO de Hábitat para la Humanidad Internacional, habló durante el IV Foro de Vivienda sobre la urgencia de que las acciones de respuesta y recuperación de la pandemia coloquen en un lugar prioritario el mejoramiento de viviendas y asentamientos, destacando las intervenciones que procuran la transformación de viviendas que enferman en viviendas saludables.

botón de donación
botón de correr la voz
botón de voluntariado habitat
botón de aliados habitat
dibujo de madre e hijo frente a su casa
Logotipo Hábitat para la Humanidad

Habitat para la Humanidad
Oficina de Área - América Latina y el Caribe
San José, Costa Rica
www.habitat.org/lac-es
Tel: (506) 4102-3359
[email protected]