La urgencia del acceso al agua y saneamiento

La urgencia del acceso al agua y saneamiento

Hábitat para la Humanidad tiene claro que las organizaciones y los gobiernos, necesitan generar soluciones para abordar la actual crisis del agua y así, alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible No 6: Agua y saneamiento para todos antes de 2030.

Está comprobado que la falta de acceso al agua genera efectos adversos en la calidad de vida de las personas, especialmente en la educación, salud y trabajo de estas poblaciones. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que por cada USD$1 que se invierta en proyectos de agua y saneamiento, los gobiernos se ahorrarían entre USD$3 y USD$34 en salud, educación y desarrollo económico. 

Todavía hoy, 2.200 millones de personas viven sin acceso al agua en el mundo, aun cuando todas las actividades sociales y económicas actuales dependen en gran medida del abastecimiento y calidad del agua.  

En América Latina y el Caribe, según datos del Programa Conjunto de Monitoreo de la OMS y la UNICEF del 2017, 166 millones de personas no tienen agua segura en su hogar, 453 millones de personas no tienen acceso a un servicio de saneamiento gestionado de forma segura en su vivienda y 16 millones de personas deben hacer sus necesidades al aire libre.

Ante esta realidad, desde Hábitat para la Humanidad en América Latina y el Caribe, se trabaja anualmente en proyectos de agua, saneamiento e higiene (WASH por sus siglas en inglés) con los que logran dotar de acceso a agua segura y correctas instalaciones de saneamiento a miles de familias en la región. Su intervención incluye también el acompañamiento en procesos de educación, sensibilización y mejoras de las prácticas de higiene de las familias; así como el proceso de instalación, uso y mantenimiento de los sistemas de saneamiento, además del empoderamiento y generación de capacidades para la gestión comunitaria sobre este tema.

En el año fiscal 2020, durante las primeras olas de contagio del COVID-19, la organización entregó más de 85.000 kits de higiene y agua segura a familias con viviendas vulnerables sin acceso al agua o artículos de higiene que les permitieran tener las condiciones básicas para cuidarse eficazmente del COVID-19 desde su propio hogar.

También, trabajó en los mejoramientos de los sistemas de saneamiento de 1.230 viviendas, por medio de la construcción e instalación de baños ecológicos, biodigestores y fosas sépticas, entre otras soluciones. A su vez, realizó 350 mejoras de baños existentes en viviendas que lo requerían y dieron 1.385 accesos a agua segura entre viviendas e instalaciones de lavamanos comunitarios.

Por otro lado, como resultado del Laboratorio de Vivienda de Agua y Saneamiento liderado por Hábitat Paraguay en coalición con otras instituciones, hoy la organización forma parte de la Plataforma “Observatorio Ciudadano Agua y Saneamiento”. Ésta trabaja en la creación de una mesa de trabajo con el sector público para el desarrollo del Plan Nacional de Agua Potable y Saneamiento (PNAPS), que beneficiará a los asentamientos humanos de Paraguay.

Hábitat Bolivia trabaja en la campaña “Bolivia con Agua”, con la cual busca proveer de acceso al agua a 4.000 personas de bajos ingresos en Chuquisaca, Cochabamba, La Paz y Potosí.

Por último, actualmente la organización prepara la sesión “Innovación en la gestión del agua y saneamiento en América Latina y el Caribe”, a realizarse en mayo próximo durante el IV Foro Latinoamericano y del Caribe de vivienda y hábitat. El objetivo es exponer las lecciones aprendidas, soluciones y rutas de acción regional, para que otros países puedan replicar los casos de éxito de Hábitat relacionados a brindar acceso al agua y saneamiento a miles de familias en la región.

En el Día Mundial del agua, Hábitat para la Humanidad se une a las reflexiones sobre la importancia de este elemento natural y colabora en la generación de conciencia sobre la crisis mundial del agua que se enfrenta. Durante el 2021, continúa trabajando activamente para llevar agua y saneamiento a más familias que lo necesitan.