Hábitat promueve casas resistentes a huracanes

Contacto:
Marco Calvo
Hábitat para la Humanidad América Latina y el Caribe
+(506) 2296-8120
https://www.habitat.org/lac-es

 

Hábitat promueve casas resistentes a huracanes

- Como parte de la celebración del Día Internacional para la Reducción de Desastres, Hábitat para la Humanidad publica guía para la construcción y reparación de viviendas ante huracanes.

SAN JOSÉ (13 de octubre de 2017)Explicar de forma sencilla las soluciones clave para evitar que las casas de madera se dañen en caso de un huracán es el objetivo que persigue un manual que hoy publicó la organización internacional de vivienda Hábitat para la Humanidad, como parte de las celebraciones del Día Internacional de la Reducción de Desastres promovida por la ONU.

Esta publicación explica a través de bocetos las principales vulnerabilidades de las casas y edificios ligeros (como los de madera) frente a fuertes vientos y lluvias, y propone algunas mejoras técnicas de bajo costo para hacer casas más resistentes y más seguras. “Las recomendaciones dadas aquí son útiles tanto para la construcción de nuevas viviendas como para el refuerzo de las existentes, y está dirigida a toda la comunidad humanitaria, esperando que estas sean útiles durante los esfuerzos de reconstrucción tras esta catastrófica temporada de huracanes 2017” –Explicó Javier Cidón, Gerente de Respuesta y Reducción de Riesgos del Caribe de Hábitat para la Humanidad.

El lema para la celebración de este año ha sido definido por la ONU como: “Hogar, seguro hogar” – Reduciendo la exposición y reduciendo el desplazamiento. - “De manera muy adecuada se resalta la conexión que existe entre una vivienda segura y las capacidades de la familia para ser resilientes. Por lo tanto, este día se constituye en una magnífica oportunidad para posicionar nuestro esfuerzo por incluir el componente de la reducción del riesgo de desastres en todos nuestros programas de viviendas y estar alineados con los esfuerzos de incidencia de la ONU” –continuó Cidón, quien además detalló que el manual con las directrices fue elaborado como parte de un proyecto de Hábitat financiado por USAID-OFDA (Oficina de Relaciones Exteriores de Estados Unidos enfocada en la Asistencia para Desastres), en Jamaica, y cuyo principal objetivo es fortalecer el tejido comunitario para hacerlo más resiliente ante las amenazas de los eventos naturales.

La guía completa en español e inglés, puede ser accedidos en los enlaces provistos al final de esta nota.

Para Jaime Mok, Gerente de Reducción de Riesgo y Respuesta de Hábitat Oficina de América Latina y el Caribe, el concepto de resiliencia se refiere a la adaptación, y va más allá de la construcción de viviendas resistentes. “Resiliencia también se trata de cómo recuperarse rápidamente de los daños. Las páginas finales de este manual proponen algunos consejos sobre qué hacer justo antes de la tormenta, en caso de que nuestra casa todavía no sea lo suficientemente segura. El público objetivo es tanto los profesionales de la construcción como los miembros de la comunidad interesados ​​en una construcción más segura” -puntualizó.

El Día Internacional para la Reducción de Desastres (IDDR, por sus siglas en inglés) comenzó en 1989, después de un llamado de la Asamblea General de las Naciones Unidas para promover una cultura global de conciencia de riesgo y reducción de desastres. Celebrada cada 13 de octubre, el día celebra cómo las personas y las comunidades de todo el mundo están reduciendo su exposición a los desastres y haciendo conciencia sobre la importancia de controlar los riesgos a los que se enfrentan. La edición 2017 continúa como parte de la campaña "Sendai Seven", centrada en los siete objetivos del Marco Sendai. Este año se centra en el Objetivo B, cuyo objetivo es reducir el número de personas afectadas por los desastres antes de 2030.

Acerca de Hábitat para la Humanidad

Impulsada por la visión de que todas las personas necesitan un lugar adecuado donde vivir, Hábitat para la Humanidad comenzó en 1976 como un movimiento de base en una granja comunitaria en el sur de Georgia, Estados Unidos. La organización cristiana de vivienda ha crecido desde entonces hasta convertirse en un líder mundial sin fines de lucro que trabaja en casi 1.400 comunidades en todo los EE.UU. y en casi 70 países. Familias y personas necesitadas de una mano se asocian con Hábitat para la Humanidad para construir o mejorar un lugar al que puedan llamar hogar. A través de apoyo financiero, el voluntariado o la adición de una voz para apoyar la vivienda asequible, todo el mundo puede ayudar a las familias a alcanzar la fuerza, la estabilidad y la autosuficiencia que necesitan para construir una vida mejor para sí mismas. A través de la vivienda, empoderamos a las personas. Para obtener más información, visite habitat.org.

Nuestras iniciativas de respuesta a desastres se han enfocado en ofrecer experiencia técnica en respuesta humanitaria, construcción de viviendas y construcción sostenible de alojamientos para atender a más de 230,000 familias en 52 países. Esto incluye la construcción de aproximadamente 80.000 nuevas viviendas y la reparación de más de 126.000 en todo el mundo, a raíz de los desastres. Además, Hábitat ha proporcionado capacitación y otros servicios en preparación para desastres y mitigación a más de 690,000 personas, para reducir la vulnerabilidad.