Sunrise with pink, purple and orange tones.

Devocionales de Cuaresma 2020

Devocionales de Cuaresma 2020

Introducción

La Cuaresma es una época de 40 días, sin contar los domingos, que empieza el Miércoles de Ceniza, el 26 de febrero y termina el sábado antes de Pascua.

Es un tiempo de preparación, de examen de conciencia y reflexión, en nuestro camino hacia la cruz.

Los siete devocionales de esta serie, diseñados para que pueda usar uno para cada semana de Cuaresma, se enfocan en las distintas formas en que podemos honrar a Jesús cuidando de los demás.

También le instamos a que, en lugar de abstenerse de algo para la Cuaresma, se concentre en las acciones positivas que pueda realizar para profundizar su relación con Dios, conforme tiende la mano a otras personas.

En esta página:

Semana 1: ¿Qué necesita ser reparado?

Semana 2: Lo que realmente importa

Semana 3: Un Nuevo Tiempo

Semana 4: Viviendo con propósito

Semana 5: El Poder de la Bondad

Semana 6: Nuestras Vidas Transformadas

Semana 7: Más que suficiente

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

Semana 1

¿Qué necesita ser reparado?

Por Dani El Tayar

Para algunas personas, la Cuaresma significa renunciar a algo o negarnos ciertas cosas como recordatorio de que el Hijo de Dios entregó todo por nosotros y se negó a sí mismo.

Para otros, la Cuaresma es también un momento de agregar algo a nuestros horarios normales, como servir en un centro comunitario, pasar más tiempo en la presencia de Dios, dar de nuestros recursos o extender el amor a los demás que son menos afortunados.

En Hábitat para la Humanidad, uno de nuestros principales proyectos es coordinar reparaciones y rehabilitaciones para ayudar a las familias vulnerables, ya sean refugiadas o familias libanesas que necesitan un lugar digno donde vivir. Algunas de las preguntas que hacemos a las familias antes de la intervención incluyen:

  1. ¿Qué es lo que se necesitas hacer en tu casa?
  2. ¿De qué te gustaría deshacerte?
  3. ¿Qué te gustaría ver reparado o agregado y por qué?

La mayoría de las respuestas que recibimos enumeran las cosas de las que las familias carecen o que necesitan ser reparadas. Las familias nos dicen que los cambios harán que se sientan más seguros y protegidos. Abordar lo que las familias no tienen también restaura o crea un sentido de dignidad que permite a algunos acoger a vecinos o familiares.

Lo que puede marcar una verdadera diferencia para ustedes y para mí esta temporada de Cuaresma es estar dispuestos a hacernos las mismas preguntas que les hacemos a esas familias. Hoy te pido que te unas a mí y que mires profundamente dentro de ti mismo.

  1. ¿Cuáles son las cosas que tanto tú como yo necesitamos cambia en nuestras vidas?
  2. ¿De qué necesitamos deshacernos?
  3. ¿Qué necesita ser reparado o agregado?
  4. Y, sobre todo, debemos hacernos la pregunta: ¿Por qué?

Oración

Hoy mi oración es del Salmo 51:10-13, Nueva Biblia de las Américas

Crea en[a] mí, oh Dios, un corazón limpio,
y renueva un espíritu recto dentro de mí.
No me eches de tu presencia,
y no quites de mí tu santo Espíritu.
Restitúyeme el gozo de tu salvación,
y sostenme con un espíritu de poder[
b].
Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos,
y los pecadores se convertirán[
c] a ti.

Enséñame, Oh Señor, que mis pensamientos y acciones de esta época de Cuaresma demuestren claramente mi reconocimiento de quién eres.

Preguntas

  1. ¿Por qué a veces es difícil para nosotros tomarnos tiempo para una auto evaluación? ¿Qué pasos debo dar para hacer una auto evaluación honesta?
  2. ¿Qué necesito eliminar de mi vida? ¿Qué me impide tener un corazón limpio?
  3. ¿Qué debo añadir a mi rutina diaria para permitir que Dios renueve mi espíritu? ¿Cuál es un cambio específico al que estoy dispuesto a comprometerme durante esta época de Cuaresma?  

Dani El Tayar es Director Nacional de Hábitat para la Humanidad Líbano.

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

En lugar de centrarse en lo que usted “dará” para Cuaresma, enfóquese en acciones positivas que pueda practicar para demostrar el extraordinario amor de Jesús.

Semana 2

Lo que realmente importa

Por Hiew Peng Wong 

“No te dejes impresionar por su apariencia ni por su estatura, pues yo lo he rechazado. La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón”.

— 1 Samuel 16:7b, NVI

Facebook es el sitio de redes sociales más grande del mundo con más de 2.000 millones de usuarios activos cada mes. Imaginen la cantidad de horas dedicadas a crear perfiles para que otros nos vean como nos gustaría que nos vieran.

Si el profeta Samuel hubiera dependido de las personas en lugar de la sabiduría de Dios para medir el carácter de las personas, las redes sociales podrían haberle servido bastante. Los hijos de Jesse podrían haber manipulado el contenido y presentado su mejor perfil ante Samuel. La unción de un rey podría simplemente haberse basado en el número de “likes” o “wows”.

En cambio, uno a uno, los hijos de Jesse pasaron frente al profeta. Dios le advirtió a Samuel que no se fijara en la apariencia o en la altura. Esas características no podían determinar quién era el que tenía el corazón conforme al de Dios. Tanto David como Saúl, que fue el primer rey de Israel, fueron descritos como guapos en la Biblia. También habían pecado contra Dios; David fue perdonado, mientras que Saúl fue rechazado por Dios. Como vemos en el pasaje anterior, lo que realmente importa es lo que está en el corazón de una persona.

El mundo podría juzgar a la gente por cómo se ve o se comporta. En Hábitat, aprendemos a ver a las personas de manera diferente. Ya sean futuros propietarios, voluntarios o simpatizantes, son individuos creados a imagen de Dios. Al asociarnos con ellos, demostramos el amor de Jesucristo y llegamos a ser Sus manos y pies al servirles.

Al mismo tiempo, tenemos que proteger nuestros corazones contra las trampas mundanas del éxito y la felicidad. Caeremos si no caminamos con Dios. Durante este tiempo cuaresmal, pensemos en lo que es puro, hermoso y digno de alabanza. Al centrarnos en nuestro Salvador que dio Su vida por nosotros, dejemos que Él dirija nuestros pensamientos, palabras y logros. La mejor vida se encuentra al servir al Rey resucitado.

Oración

Padre Celestial, perdónanos cuando servimos con un corazón a medias, cuando nuestra confianza en Ti titubea o cuando nuestras manos se hacen débiles. Muéstranos que nuestras acciones para Ti  cuentan para toda la eternidad. Damos gracias por el trabajo que nos has dado a través de Hábitat para la Humanidad. Que todo el honor y la gloria sean para Ti. Amén.

Preguntas

  1. ¿Cuándo has tenido la tentación de juzgar a alguien por su apariencia o el hecho de que son diferentes de ti? ¿Qué lecciones te enseñó Dios?
  2. ¿En tus interacciones con colegas, compañeros o simpatizantes, ¿Cómo demuestran que son personas que tienen el corazón conforme al de Dios?
  3. ¿Alguna vez te has sentido traicionado por tu propio corazón? ¿Cómo el Señor ha creado un corazón limpio en ti?

Hiew Peng Wong es el Gerente de Narración de Historias en Hábitat para la Humanidad Internacional en Asia Pacífico.

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

En lugar de centrarse en lo que usted “dará” para Cuaresma, enfóquese en acciones positivas que pueda practicar para demostrar el extraordinario amor de Jesús.

Semana 3

Un Nuevo Tiempo

Por Jacson da Rosa 

“Yo voy a hacer algo nuevo, y verás que ahora mismo va a aparecer. Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra estéril”. 

Isaías 43:19,  Versión Dios Habla Hoy

La profecía de Isaías es muy clara, Dios ha salvado al pueblo; desde siempre es “El Salvador”. Con Él, el pueblo salió de la esclavitud, el desierto se ha hecho transitable. A través de Él podemos escoger y tener una vida; tenemos Su fortaleza para vencer los desafíos y obstáculos.

La  acción de Dios no es sólo del pasado, ya que no se trata de creer en Él por las maravillas que hizo en antaño. La acción de Dios es sobre el futuro, y se supera a sí misma de manera que el pasado es sólo sombra y anuncio de la salvación futura, aquella misma que vendrá en la Pascua, en el acto de rememorar la Resurrección. Así, Jesús será la plenitud y superación total de la antigua Ley.

El nuevo tiempo que Dios nos proporciona nada tiene que ver con ese mundo, es un mundo nuevo, de personas libres. Él nos lleva a la plena libertad por medio de la persona de Jesucristo. Su salvación es ofrecida con gracia y bondad para la vida en su reino. Lo nuevo es inaugurado en la plenitud de la libertad, rompiendo de una vez con algún resquicio de esclavitud.

Desde 2016 colaborando en Hábitat El Salvador he visitado innumerables comunidades y familias, veo el cambio que proporciona una vivienda adecuada. Al principio muchas personas se rehúsan, pues el tema de la vivienda muchas veces no es su prioridad, aun viviendo en condiciones infrahumanas. Sus semblantes son tristes, pero en la medida en que su vivienda va tomando forma y voluntarios llegan a apoyar en la construcción todo cambia. Es ahí donde veo que Dios no es solamente pasado, sino también futuro. Es en estas ocasiones en que la profecía de Isaías se ve siempre actual, que a través de muchas manos Dios trabaja para liberar a su pueblo.

Como miembros de una organización con principios cristianos somos invitados en este tiempo de Cuaresma a buscar la acción de la mano con Dios, mirando al futuro. Este nuevo tiempo que Dios nos prepara, donde todos tengan un lugar al cual llamar hogar, donde las brechas sociales sean cada día menos, porque sabemos que la utopía del cristiano es la esperanza; y este tiempo de Cuaresma nos anima a siempre tener la esperanza de un tiempo nuevo.

Oración

Amado Dios, durante este tiempo de Cuaresma ilumínanos al camino de la esperanza, recordando que Tú nos salvaste de la esclavitud. Confiamos en Ti para que nos sigas guiando a este nuevo tiempo de alegría, de compartir, esperando siempre el nuevo tiempo, el de esperanza, donde nuestras voces serán escuchadas. Esperamos fielmente la Resurrección, rememorando a Aquel que murió por nuestros pecados para que todos seamos libres. Confiamos en Ti, quédate con nosotros ahora y siempre. Amén.

Preguntas

  1. ¿En qué momento de  vida Dios te liberó de alguna “esclavitud”? ¿Cómo te sentiste al ser liberado?
  2. ¿Qué significado tiene para ti la Cuaresma? ¿En qué te hace reflexionar?
  3. En este nuevo tiempo que somos invitados a participar del Reino de Dios de forma activa, ¿Cómo puede ser efectiva esta invitación desde tu posición en Hábitat?

Jacson da Rosa es Coordinador de Gestión de Fondos Nacionales de Hábitat El Salvador.

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

En lugar de centrarse en lo que usted “dará” para Cuaresma, enfóquese en acciones positivas que pueda practicar para demostrar el extraordinario amor de Jesús.

Semana 4

Viviendo con propósito

Por Beth Lechner

¿No se dan cuenta de que en una carrera todos corren, pero solo una persona se lleva el premio? ¡Así que corran para ganar! Todos los atletas se entrenan con disciplina. Lo hacen para ganar un premio que se desvanecerá, pero nosotros lo hacemos por un premio eterno. Por eso yo corro cada paso con propósito. No solo doy golpes al aire. Disciplino mi cuerpo como lo hace un atleta, lo entreno para que haga lo que debe hacer. De lo contrario, temo que, después de predicarles a otros, yo mismo quede descalificado. 

1 Corintios 9:24-27,  Nueva Traducción Viviente

La Cuaresma es un tiempo de consagración para que los creyentes de todas partes reflexionen y se preparen para la celebración de la muerte, sepultura y Resurrección de nuestro Salvador Jesucristo. Muchos se abstendrán de los lujos de la vida, se comprometen a orar más o a participar en actividades de servicio, pero en última instancia esta temporada es para que meditemos sobre la posición única en la que nos encontramos como personajes en la mayor historia de amor jamás contada.

La época de Cuaresma también nos da una idea de lo ocupado que puede ser el resto del año, ya que está lleno de actividades familiares, trabajo y obligaciones. En Corintios 1, Pablo nos recuerda que en una carrera todos corren, pero sólo una persona gana el premio. Nuestro caminar con Dios no resulta en un premio que se desvanecerá, sino uno que durará para siempre. Por lo tanto, debemos abordar cada día con una mentalidad ganadora.

Debemos entrenarnos para vivir una vida que refleje la gloria triunfal de Dios, no la fatiga que viene con el esfuerzo humano. Dios no pretende que sólo pasemos por las actividades de la vida, sino que vivamos con propósito en todo lo que hacemos para que otros puedan unirse a nosotros en esta magnífica carrera. Pablo también nos advierte de la preocupación de que, después de haber trabajado tan duro por los demás, nosotros mismos no estamos experimentando la plenitud del plan de Dios para nuestras vidas.

En otras palabras, sería una pena que después de haber trabajado por esta causa de Hábitat para la Humanidad, no encuentres la comodidad de un hogar, una comunidad para abrazar o no creer que tu vida es un testimonio del amor de Dios. Así que, al reflexionar durante esta época, haz un compromiso con Dios, contigo mismo y con las muchas personas que dependen de ti de que vivirás cada día con propósito e intención en tu corazón.

Oración

Señor, levanta nuestro espíritu para que cada día experimentemos todo lo que pretendes para nuestras vidas. Fortalécenos para que seamos aptos para el reino de los cielos. Que no nos sintamos cansados de correr demasiado duro ni desilusionados por pasar días sin rumbo. Más bien, que estemos energizados y emocionados al compartir con los demás las buenas noticias. Durante esta época de Cuaresma, permítenos ver la cruz como el premio de Tu increíble amor por nosotros. Amén.

Preguntas

  1. ¿De qué maneras has luchado al sentir falta de propósito? ¿Qué hiciste para no sentirte así?
  2. ¿Qué comportamientos y actitudes específicas has presenciado en fieles seguidores de Jesús que viven con propósito?
  3. ¿De qué manera te está hablando Dios en este pasaje?

Beth Lechner es Directora Ejecutiva de Hábitat para la Humanidad Central Este de Ohio.

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

En lugar de centrarse en lo que usted “dará” para Cuaresma, enfóquese en acciones positivas que pueda practicar para demostrar el extraordinario amor de Jesús.

Semana 5

El Poder de la Bondad

Por Kelvin Kalonga

El ayuno que he escogido,
 ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia
    y desatar las correas del yugo,
poner en libertad a los oprimidos
    y romper toda atadura?
7 ¿No es acaso el ayuno compartir tu pan con el hambriento
    y dar refugio a los pobres sin techo,
vestir al desnudo
    y no dejar de lado a tus semejantes?

Isaías 58:6-7, NVI

Un día terrible, Pamela, quien tenía siete meses de embarazo, se dio cuenta de que su bebé por nacer había muerto dentro de su útero. Su colega, Cynthia, la cuidó mientras estaba  en  el  hospital. Antes de la tragedia, Pamela odiaba a Cynthia y le daba mal rato en la oficina; sin embargo, el acto de bondad de Cynthia cambió la actitud negativa de Pamela y se hicieron íntimas amigas. 

En otra oportunidad, un hombre ayudó a un huérfano con pagos escolares después de enterarse de que el joven fue expulsado de la escuela porque no podía pagar. Cuando el  estudiante terminó su carrera y comenzó a trabajar, fue donde el hombre que le ayudó para agradecerle y darle dinero como muestra de su agradecimiento. El benefactor rechazó el dinero y le dijo al joven que lo usara   para ayudarle a otra persona que lo necesitara. Como resultado, el huérfano creó una fundación que ayuda a los estudiantes necesitados con las cuotas escolares.

Tales actos de bondad pueden cambiar nuestra mentalidad e inspirarnos a ayudar a los demás sin esperar nada a cambio. Ser una buena persona no sólo tiene un efecto positivo directo en los demás, sino que también tiene un impacto positivo en nuestras vidas.

Extender una mano para ayudar a otras personas a construir o mejorar un lugar digno para vivir es una manera tangible de apoyarlos a experimentar la bondad de un Dios amoroso. Luego, muchos futuros dueños de viviendas demuestran un espíritu amoroso al apoyar en tareas tales como dar agua o pasar el mortero mientras ayudan a otros a trabajar en sus hogares.

Dios demostró su bondad enviando a Su único Hijo a morir en la cruz por nosotros. Jesús demostró su bondad al ofrecerse como voluntario para morir de una forma dolorosa por nosotros como redención por nuestros pecados. Nuestra respuesta es llevar una vida de bondad.

Oración

Querido Señor, gracias por este tiempo de reflexión durante la época cuaresmal. Gracias por ayudarme a comprender que la bondad nunca se desperdicia, sino que siempre es una bendición para el que la da. Ayúdame a demostrar una bondad incondicional a mi familia, amigos,  comunidad y a todos aquellos con quienes trabajo en Hábitat. Úsame como un instrumento de Tú bondad para que el mundo sea un mejor lugar. Amén.

Preguntas

  1. ¿Cuáles son algunos casos en que has presenciado que los actos de bondad dieron resultados asombrosos?
  2. ¿Puedes pensar en un momento en el que demostraste bondad sin esperar nada a cambio?
  3. ¿Conoces a alguien a quien le resulte difícil tratar amablemente a los demás? ¿Cuál sería un acto específico de bondad que dirigirías hoy hacia esa persona?

Kelvin Kalonga es el Director Nacional de Hábitat para la Humanidad Malawi.

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

En lugar de centrarse en lo que usted “dará” para Cuaresma, enfóquese en acciones positivas que pueda practicar para demostrar el extraordinario amor de Jesús.

Semana 6

Nuestras Vidas Transformadas

Por Lisa Lefkow 

En esto, se les aparecieron Moisés y Elías conversando con Jesús. Pedro le dijo a Jesús: - Señor, ¡qué bueno sería que nos quedemos aquí! Si quieres, levantaré tres albergues: uno para ti, otro para Moisés y otro para Elías.

Mateo 17:3-4, NVI

La historia de la transformación en Mateo 17:1-9 es una de mis favoritas. Después de todo, ¿A quién no le gusta una historia que incluya a Pedro queriendo construir un montón de casitas en ese momento de extraordinaria conmoción?

Sin embargo, a medida que avanzamos por nuestro camino cuaresmal, esta Escritura hace mucho más que divertirme. Aquí nos encontramos con la plenitud de la Trinidad — Padre, Hijo y Espíritu Santo— y reconocemos la importancia del momento. Mediante la aparición de Moisés y de Elías (que representan la ley y los profetas), Mateo nos recuerda que debemos apreciar los dones del pasado a medida que continuamos avanzando hacia el futuro de Dios (guiados por el Espíritu Santo).

En este día en que las organizaciones de Hábitat se enfrentan a presiones de encontrar maneras de servir a más familias y de ser relevantes en nuestros diversos contextos, es esencial que honremos nuestros valores centrales y nuestros principios fundamentales. Debemos seguir demostrando el amor de Jesucristo en todo lo que hacemos. Una parte primordial de esa muestra de amor es actuar de maneras que sean radicalmente inclusivas.

La inauguración de la casa de Muriel trajo a mi mente este recuerdo. Muriel había nacido en una prominente familia nicaragüense que era perseguida por los sandinistas. Su hermano fue brutalmente asesinado frente a la familia, y los padres pagaron a un coyote (uno que pasaba migrantes) para traer a Muriel a los Estados Unidos. Con asilo político, trabajó en dos lugares a tiempo completo durante años para ahorrar suficiente dinero para traer a su esposa e hijos a reunirse con él.

Una vez reunidos, se enfocaron en su futuro al convertirse en dueños de una casa Hábitat. Durante la inauguración de su casa, Muriel, hablando poco inglés, pronunció un sincero mensaje de gratitud. “Vine a este país como un extraño”, dijo. “Pero hoy, miro a todos los que nos ayudaron a hacer realidad este sueño y veo sólo a hermanos y hermanas”. Entre los reunidos estaban miembros del templo, cristianos fieles, algunas personas con gran fe y algunos sin ninguna fe. También estuvieron presentes donantes, voluntarios y simpatizantes con diferente color de piel que provenían de diferentes países, eran sus amigos y vecinos. Fue un momento poderoso de transformación al presenciar el amor absolutamente inclusivo de Jesucristo demostrado a través del testimonio de esta familia.

La última línea de nuestro texto de las Escrituras puede hacernos levantar una ceja para los que quisiéramos gritar sobre el amor de Dios desde la cima de una montaña. Una cita a menudo atribuida a San Francisco de Asís es la siguiente: “Predicad el Evangelio en todo momento. Y cuando sea necesario, usa palabras”. Con demasiada frecuencia hablamos bien, pero no seguimos el camino de la fe. Al recordar a Pedro, a Santiago y a Juan no hablar de su experiencia, escucho a Jesús recordándome simplemente vivir lo que manda el Evangelio: “Deja de hablar y ama a todos, tal como Dios lo hace”. Así, nuestras vidas son transformadas, y nos acercamos a Dios y al futuro de Dios de esperanza y promesa.

Oración

Dios de todos, Tú nos has llamado Tus hijos, nos has tejido en una sola familia y nos has dotado de varios dones. Al viajar a lo largo de nuestro camino cuaresmal, ayúdanos a recordar los dones del pasado y a reconocer la importancia de estos cimientos. Que sigamos creciendo en demostrar Tu implacable amor para todas las personas, hasta que lleguemos a ese día en que todos Tus hijos tengan un lugar digno, saludable y asequible para vivir. Gracias por esos momentos de transformación cuando vemos a Jesús en los ojos de otro. Es en Tu nombre que oramos. Amén

Preguntas

  1. ¿Cómo mantienes vivos los valores centrales y los principios fundamentales de Hábitat en tu organización? ¿De qué maneras específicas estás demostrando personalmente el amor de Jesucristo durante este tiempo cuaresmal?
  2. ¿Adónde te lleva Jesús a un momento nuevo y transformador?
  3. ¿Cómo has sido testigo del amor radicalmente inclusivo de Dios demostrado recientemente?

Lisa Lefkow es Directora Ejecutiva de Hábitat para la Humanidad del Contado de Collier.

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

En lugar de centrarse en lo que usted “dará” para Cuaresma, enfóquese en acciones positivas que pueda practicar para demostrar el extraordinario amor de Jesús.

Semana 7

Más que suficiente

Por Jenny Williams

Todos comieron hasta quedar satisfechos, y de los pedazos que sobraron se recogieron doce canastas.

Lucas 9:17, NVI

Durante esta época cuaresmal, al contemplar el camino de Jesús hacia la cruz y preparar nuestros corazones para celebrar la Pascua, reflexionemos sobre lo poderoso que puede ser el acto de compartir.

En un mundo atormentado por los conflictos, la pobreza y la codicia, podríamos sentirnos abrumados por tantos desafíos. La alimentación de los cinco mil es la única historia milagrosa, aparte de la Resurrección, registrada en los cuatro Evangelios. Es una historia favorita de la escuela dominical, que nos enseña mucho sobre confiar en la bondad de Dios y la necesidad de que seamos Sus manos y pies para bendecir a los demás.

Recuerden que mientras la multitud se aglomeraba a su alrededor, Jesús les dijo a los discípulos que le dieran algo de comer a la gente.

Me imagino su incredulidad, había demasiada gente. No tenían nada que ofrecer, sin embargo; cuando confiaron en Jesús, no sólo se alimentaron y satisficieron, sino que había más que suficiente comida para todos. Dios acabará con nuestras pocas expectativas si sólo damos lo que tenemos. Poco es mucho cuando Dios está presente, cuando ofrecemos nuestra vida sacrificialmente, Él nos usará de maneras extraordinarias.

De hecho, es extraordinario que 29 millones de personas en todo el mundo tengan una vida mejor, gracias al ministerio de Hábitat y a miles de pequeños actos de fe.

Durante los últimos años he tenido el privilegio de pasar el Día Internacional de la Mujer en Delhi. Estar con mujeres que han sido marginadas económica y socialmente durante generaciones es una experiencia de humildad. Hay muchísima necesidad.

Hace unos años, conocí a Ruby y a su encantadora familia. De hecho, ayudé a demoler su casa porque había sido construida sin una base adecuada - un claro recordatorio de la vulnerabilidad de los pobres. Sin embargo, Ruby era resiliente y decidida a construir un futuro mejor y estaba feliz de compartir todo lo que tenía.

Al igual que los discípulos de la historia de la Biblia, Ruby diría que no tenía nada que dar. Sin embargo, nos dio tanto: una cálida bienvenida, disposición para compartir su vida y un té chai que preparaba con amor todas las mañanas. Vi a Ruby de nuevo el año pasado y me emocionó ver que su familia estaba prosperando. Pude comprar un poco de jabón de la pequeña tienda que abrieron en la planta baja de su casa, que ya habían ampliado hacia un segundo piso.

Nuestra declaración de Misión —”Hábitat para la Humanidad convoca a la gente para construir viviendas, comunidades y esperanza, y así mostrar el amor de Dios en acción”. — habla del poder prometido a cada uno de nosotros cuando cumplimos la llamada de Dios en nuestras vidas.

Al mirar hacia la cruz y la Resurrección, podemos estar seguros. La necesidad es demasiado grande para nosotros, pero no estamos solos. Seguimos a Jesús, y no como personas que lo tienen todo en orden, sino como personas que confían en la misericordia, la gracia y el poder de Dios.

Oración

Señor de todo tiempo y lugar, ayúdanos a comprender plenamente el increíble poder de Tu amor, y que todo lo que hagamos sea testigo de la verdad de la Resurrección. Al mirar a la cruz, recuérdanos de nuevo que el mismo poder que resucitó a Cristo de entre los muertos vive en cada uno de nosotros. Cada vez más, haznos los medios por los cuales las oraciones son escuchadas en nuestras comunidades y en todo el mundo. Amén.

Preguntas

  1. Jesús uso a sus discípulos para alimentar a la multitud hambrienta. ¿Qué enseñanza nos deja ese pasaje sobre el trabajo en equipo?  
  2. ¿Cómo podemos usar los dones que se nos han dado para llegar a otras personas de nuestra comunidad y de nuestro mundo?
  3. ¿Qué Podemos aprender de los que menos tienen?

Jenny Williams es Directora Ejecutiva de Hábitat para la Humanidad Irlanda.

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

En lugar de centrarse en lo que usted “dará” para Cuaresma, enfóquese en acciones positivas que pueda practicar para demostrar el extraordinario amor de Jesús.

Cuarenta acciones positivas para la Cuaresma

En lugar de centrarse en lo que usted “dará” para Cuaresma, enfóquese en acciones positivas que pueda practicar para demostrar el extraordinario amor de Jesús. Tome en cuenta estas ideas:

1. Comprométase a escribir tres cosas que lo hacen feliz cada día. Registre lo que observa.
2. Memorice un pasaje de las Escrituras que sea significativo para usted, uno que no se sepa de memoria. Repítalo en voz alta cada día durante la Cuaresma. 
3. Organice por lo menos un grupo de Hábitat para comenzar reuniones con los Devocionales de Cuaresma. 
4. Uno de nuestros Valores Centrales en Hábitat para la Humanidad Internacional es la humildad. Humíllese ante Dios en una oración específica hoy y piense en un acto de humildad que también realizará.
5. El valor es otro de nuestros Valores Centrales. Recuerde a alguien de quien usted haya tenido pensamientos negativos o a quien haya tratado mal recientemente. Tenga la valentía de pedirle perdón a esa persona y a Dios. 
6. Durante la Cuaresma, comprométase a decir solo cosas positivas acerca de una persona o situación a la que acostumbra criticar.
7. Reclute al menos a una persona para que sea un socio de oración global de Hábitat (habitat.org/pray
8. A solas, escriba al menos un párrafo expresando el papel que Dios desempeña en su vida de servicio. Ofrezca esto como una oración silenciosa de agradecimiento y compromiso continuo con Dios. Considere compartir sus pensamientos con alguien.
9. Manténgase en oración sobre cómo Dios lo llama a estar en comunidad. Si se siente aislado, ¿Qué puede hacer para conectarse con los demás? ¿Cómo puede ayudar a las personas que se sienten excluidas a sentirse aceptadas, incluidas y amadas?
10. Regale al menos 20 artículos que en el último año no haya necesitado, usado, leído o incluso que ni recordaba que tenía. 
11. Ore por las formas en que puede influir en su organización Hábitat para que realmente se viva el amor de Dios. 
12. Pague por los alimentos o compras de un extraño y trate de hacerlo en total secreto. 
13. Haga una lista de necesidades o preocupaciones que haya escuchado en las noticias y vaya a algún lugar tranquilo y permita que esa lista sea su guía de oración. 
14. Dé el primer paso para reparar alguna relación rota. 
15. Está bien sentirse empoderado motivando a otros para que persigan sus sueños. ¿A quién tenderá una mano o una palabra alentadora? ¿Qué hará? 
16. Identifique tres maneras no-financieras en las que puede ser generoso durante la Cuaresma.
17. ¿Cómo puede también ser generoso con sus propios recursos financieros? ¿Cuál es una situación específica a la que Dios lo está llamando a apoyar financieramente? 
18. Al menos durante la época de Cuaresma, cree la disciplina de escribir las formas en que ha sentido la presencia de Dios y ha sido consciente de Su guía cada día.
19. La rendición de cuentas es el tercer Valor Central adoptado recientemente en Hábitat para la Humanidad Internacional. ¿Mencione una acción específica que debe asumir hoy para ser responsable? ¿Cuál cree que será el beneficio de esta acción? 
20. Contacte a tres colegas cuyas acciones y actitudes usted aprecie, agradézcales y ofrézcales una palabra de aliento. 
21. Durante la época de Cuaresma lea el Libro de Juan enfocándose en quién es Jesús. Registre nuevos conocimientos.  
22. Léale en voz alta a alguien o haga grabaciones para personas que no saben leer o cuya vista es limitada. Es posible que acostumbre grabar mensajes alentadores o lea artículos o capítulos de un libro.  
23. Piense en las personas para quienes esta es la primera época de Cuaresma después de haber perdido a un ser querido. Incluya su nombre en oración y contáctelo para demostrarle su apoyo. 
24. Tenga conversaciones semanales con dos o tres personas en las que identifique las mismas batallas por las que usted está luchando y las bendiciones que está experimentando. Oren los unos por los otros. 
25. En nuestro mundo se dan muchas divisiones porque no somos respetuosos. Pídale a Dios que le ayude a identificar los momentos en que no está mostrando respeto. Luego comprométase a mejorar. 
26. Sea un oyente amable y permita que una persona solitaria hable cuanto quiera. Mantenga sus historias para sí mismo. 
27. Piense en alguien a quien usted le gusta tener cerca porque es alegre. Envíele una nota de agradecimiento. 
28. Comprométase a aprender algo nuevo en el trabajo y que requiera humildad para pedir ayuda. 
29. Envíe un mensaje motivador a alguien y piense en hacer de esto un hábito. 
30. Identifique una tarea del “tamaño de Dios” en su comunidad o en otra parte del mundo. Ore para que Dios guíe a los líderes a actuar y pregúntale a Él qué puedes hacer al respecto. 
31. Apague su computador, tableta y su celular por un rato durante el día. A cambio, dedique ese tiempo a conectarse en oración sincera con Dios. 
32. Escriba una carta de agradecimiento a un amigo - o mejor aún - a alguien que le preocupe. 
33. Plante algunas flores silvestres al lado de la carretera sabiendo que traerán alegría a la gente que no conoce. 
34. Cambie una de sus contraseñas para que sea “seramable”. Deje que le ayude a concentrarse en ser amable en cada interacción todos los días. 
35. Establezca algunos actos de bondad que usted y un amigo o familiar harán individualmente o juntos. Apóyense unos a otros. 
36. Póngase en contacto con un adulto mayor que tenga dificultades para trabajar con dispositivos electrónicos como TV, teléfono, computadora, etc. y ofrézcale ayuda técnica. Si usted no tiene esas habilidades, encuentre y contrate a alguien que sí las tenga. 
37. Con una sonrisa, dé un sincero “buenos días” a las primeras 10 personas que se encuentre hoy. 
38. Ofrezca una oración antes de cada nueva tarea que empiece.
39. Pregúntele a Dios todos los días a quién lo llama a amar y luego a seguir. 
40. Pase algún tiempo con un niño y comparta con él algunos recuerdos divertidos de su infancia y escuche lo que él/ella tiene que decir. 

¿En cuáles otras acciones positivas se enfocó durante la Cuaresma? Envíe sus ideas a GodAtCenter@habitat.org